Consejos e ideas

El tono de luz, más que una cuestión de gustos.

En el día a día de nuestro trabajo, como diseñadores de iluminación, nos encontramos con algo bastante habitual y que, ante el desconocimiento de los clientes, puede ser un problema a medio plazo. El tono de la luz, es algo más que una cuestión de gustos.

En este post intentaremos esclarecer algunos detalles de cómo elegir el tono de luz y como esta elección afecta a cada estancia e incluso a nuestro estado de ánimo y salud.

No vamos a profundizar en datos técnicos y los trataremos de forma superficial, ya que nuestra intención con esta publicación, es concienciar al usuario final, de cuál es la mejor forma de iluminar una estancia con un correcto tono de luz. Tenemos publicaciones más especializadas que tratan esos aspectos profundamente.

tonos de luz- Emotionslight

Tonos de luz en su espectro visinble

Dentro del espectro de la luz visible, los tonos pueden variar de tonos cálidos (con matización amarillas o incluso anaranjada), tonos neutros (luz más blanca, pero manteniendo matices cálidos y tonos fríos (luz muy blanca). Cuidado, estamos hablando de tonos, no de intensidades……

Estos tonos prácticamente van ligados, a como se recibe la luz del sol según la hora del día y si en algo es inteligente la naturaleza, es en asociar, ese comportamiento natural de la luz, a las reacciones psicológicas, metabólicas y funcionales del ser humano. Sobre este tema tenemos un post especifico.

Si asociamos el tono de luz a estamos de ánimo o actividad, y agrupándolos en dos grupos de tonos, tenemos:

  • Luces cálidas: Relax, sosiego, descanso, sueño, etc…
  • Luces frías: Actividad, trabajo, despierto, etc….

Antes de seguir, nosotros nunca recomendamos el uso de tonos fríos altos (superiores a 5000K), sobre todo en el uso residencial.

Basándonos en lo dicho anteriormente, para estancias de una vivienda como, salones, salas de estar, dormitorios, cuartos de baño, incluso según se use, hasta despachos, deberíamos instalar en esas estancias tonos cálidos para favoreces el relax y bienestar. Podríamos incluir en esta zona, los pasillos, recibidores, más por una cuestión de estética que por otra cosa.

En zonas como cocinas, baños, almacenes, garajes, despensas, aseos, el tono a escoger podría ser un tono neutro frio.

Nosotros descartamos los tonos muy frios, su componente azul, es dañino para los ojos y afecta mucho en nuestra salud.

Un consejo adicional es el no usar, ordenadores portátiles, tablets o smartphones momentos antes de ir a dormir……

Author


AvatarAvatar